Los sofistas, relativistas y escépticos

A mediados del Siglo V a.C surgieron los primeros sofistas. Coincide con una crisis dentro de la filosofía griega de grandes proporciones. ¿Qué ocurrió?

Los presocráticos habían sido muy generosos mostrando posibles teorías sobre la naturaleza y ninguna de ellas parecía prevalecer. Este maremagnun de teorías y realidades confundió la mente de muchos pensadores y nació una especie de escepticismo. Existían nuevas comunidades a lo largo de la costa del mediterraneo con sus criterios y valores que no solían coincidir con el resto del mundo conocido. Cada comunidad vivía dentro de una realidad y encima ésta servía.

Muchas teorías, infinitas teorías contrapuestas para explicar la realidad, la naturaleza. Una serie de pensadores se volvieron escépticos y relativistas… Para ellos, ser relativistas consistía en afirmar que no hay verdad absoluta y ser escépticos añadía a la anterior afirmación que si hubiera una verdad absoluta, sería imposible conocerla.

Protágoras es dueño de la frase: El hombre es la medida de todas las cosas.

¿Qué nos quiere decir con eso? que viendo que no se puede extrapolar ninguna realidad común, ninguna naturaleza acordada, es cada hombre quien define sus realidades.

Otro famoso Sofista, Gorgias, dijo:No hay ser; si lo hubiera, no podría ser conocido; si fuera conocido, no podría ser comunicado su conocimiento por medio del lenguaje.

Una expresión absolutamente derrotista que definía la clase de pensamiento de los sofistas. No busques la verdad, cada uno la tiene, y si existiera, el hombre no podría percibirla.

Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.