Anaximandro de Mileto

Contemporáneo de Tales, nació en el 610 antes de Cristo. Sabemos por Diógenes Laercio que Anaximandro opinaba que el infinito es el principio. Recordemos que por aquella época se preguntaban por el principio de todas las cosas, por la esencia misma de la naturaleza, origen, sustrato y causa. Para Tales de Mileto esas tres cosas correspondían a lo húmedo.

Anaximandro argumentaba que que dicho principio, el infinito, es lo que fundamenta la generación de todas las cosas, es áquello que lo abarca y domina. Dicho principio tiene como características que es inmortal, indeterminado e indiferenciado. Tales creía que dicho principio era algo en concreto, el agua, mientras que Anaximandro pensaba que surgía de la indiferencia cualitativa que corresponde a las cosas antes de ser generadas individualmente y a lo que lo infinito, lo indeterminada recoge en su seno a todas las cosas. Los mundos nace y mueren dentro de este infinito, haciendo de lo diverso, esencialmente, lo mismo.

Esta entrada fue publicada en Filosofía. Guarda el enlace permanente.